La Inspección Basada en Riesgo (RBI), Es una metodología de análisis que estima el riesgo asociado a la operación de equipos estáticos, y evalúa la efectividad del Plan de Inspección (actual o potencial) en reducir dicho riesgo.  Está basada en la ejecución de una serie de cálculos para estimar la probabilidad y la consecuencia de una falla de cada equipo estático del proceso. La aplicación de esta metodología permite determinar cuándo y con qué frecuencia se debe realizar las inspecciones a los equipos de la planta.

La metodología RBI API  580/581 aplica a los siguientes sistemas: refinerías; plantas de gas; biocombustibles; inyección de agua; pipings; estaciones de recolección; separación y bombeo; terminales, entre otros.